La Masacre de Texas…40 años después

Por Tonatiuh Godínez

En 1974 un joven director de nombre Tobe Hooper, aterrorizó al mundo entero  con una de las películas más inquietantes de todos los tiempos: La Masacre de Texas. El día de hoy a cuarenta años de su estreno original,  la cinta que estremecería a toda una generación vuelve a las carteleras nacionales.

Escrita por Kim Henkel y Tobe Hooper, y basada en la vida de los asesinos Ed Gein y Elmer Wayne Henley, esta cinta de culto del cine terror nos narra la travesía de cinco amigos a través del condado de Texas en los Estados Unidos, donde se encontraran cara a cara con el miedo y la locura, elementos que son encarnados en la familia del despiadado Leatherface,  un asesino serial armado con una motosierra, y quien utiliza la piel de sus víctimas a modo de máscaras,  con el fin de ocultar el espantoso aspecto que una extraña enfermedad ha dejado sobre su rostro.

En el momento de su estreno, La Masacre de Texas fue prohibida en varios países, incluyendo el Reino Unido y Australia, debido a que se consideró sumamente grotesca y violenta. A pesar de estas restricciones, la película de Hooper pasaría a convertirse en una de las cintas favoritas de los amantes del cine de terror, cosechando un gran éxito que derivaría en varias secuelas, remakes, cómics e incluso un espantoso videojuego allá en la época dorada del atari.

La primera de estas secuelas fue La Masacre de Texas 2 (1986), dirigida por Hooper y protagonizada por Dennis Hopper. Esta secuela no fue tan bien recibida por la crítica, ya que a pesar de tener mucho más gore que la original, perdía mucho de los elementos que hicieron tan intrigante a la original. En 1990, llegó Leatherface, la tercera parte de esta saga y en la que aparecía un entonces desconocido Viggo Mortensen. Al igual que la anterior, esta tercera entrega quedaría para el olvido. Finalmente en 1994 llegaría la infame La Masacre de Texas: La Nueva Generación, una aberración de película en la que aparecían unos jóvenes Renée Zellweger y Mathew McConauhghey.

Dado que las secuelas parecían ya no funcionar, para el nuevo milenio se realizó un remake de la cinta original, con Jessica Biel como protagonista y con Michael Bay como productor. La Masacre de Texas (2003) se convirtió así en una cinta de terror bastante decente, y que debido a su éxito se haría merecedora a su propia precuela unos años más tarde con La Masacre de Texas: El comienzo. En esta última, se narraba cómo el pequeño Thomas Hewitt  terminó convirtiéndose en el slasher que todos conocemos. En ambas películas hay que destacar la excelsa actuación de R. Lee Erney, como el Sheriff Hoyt.

Finalmente, hace apenas el año pasado, también tuvimos un nuevo remake – secuela de la cinta original, titulada como La masacre de Texas 3D. Una cinta sumamente desechable, que no merece tu tiempo ni el de este blog.

Si bien para los estándares del terror de hoy en día, La Masacre de Texas puede parecer bastante soft, es mucho más que una película de terror, que brilla gracias a elementos como su cuidada cinematografía (realizada por Daniel Pearl), y que puede apreciarse desde las primeras tomas en un ambiente sumamente iluminado (muy raro para una película de este tipo) y desértico, llegando a su clímax en la famosa secuencia final donde un desesperado Leatherface blande su motosierra en una especie de trance hipnótico mientras observamos a sus espaldas un hermoso pero inquietante crepúsculo; su excelente diseño sonoro (el sonido de la cámara fotográfica que abre la película es uno que hasta el día de hoy continua resonando en mi cabeza) junto con un espeluznante soundtrack (compuesto por Tobe Hooper y Wayne Bell), donde percusiones y metales se combinan con sonidos propios del día y de la noche, pero que distorsionados de la manera correcta se fusionan para crear una sublime sinfonía del terror; las actuaciones del elenco, lidereado por Maryyn Burns y destacando a Gunnar Hansen quien pasaría a inmortalizarse por su interpretación de Leatherface, y  sobre todo, la excelsa dirección de Hooper, quien con poco más de treinta mil dólares logró crear una atmósfera de desesperación, paranoia e incomodidad en una película que sentaría las bases para el género slasher, y cuyo legado se extiende en el trabajo de directores como Sam Raimi, Eli Roth y Ridley Scott.

Si nunca has visto la original Masacre de Texas, ahora es tu oportunidad de apreciar en la gran pantalla esta joya del cine de terror, que se presenta por poco tiempo en las cadenas de cinemex (Palacio Chino y Galerías) y cinépolis (Plaza Telmex).

*Ilustación de blog por Jeff Proctor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s